martes, 13 de diciembre de 2016

ODIO


TE ODIO, TE ODIO, TE ODIO, TE ODIO, me he repetido esto hasta la saciedad, hasta que ha llegado a carecer de sentido. ¿Te odio? ¿o me odio? ¿acaso habría diferencia?. De que me sirve odiarte si ya no puedes hacerme daño, ¿de qué sirve el odio, cuando no se puede poner en practica?. He dejado que el odio llene mi vida, que me ciegue para así poder dejar de sentir, porque es mejor odiar que llorar, porque la rabia es sostenible, yo no lo soy.

¿Y qué hago ahora? Ahora que todo el odio se ha ido, ¿acaso ahora estoy vacía? Puede que siempre haya estado así. Me he pasando la vida odiando, porque es me he es más fácil odiar que afrontar mis problemas, porque el odio se transforma en una justificación para todo.

Imagen de effy stonem, gif, and sad

El odio es un sentimiento tan grande que no deja espacio para ninguno más. Yo era odio, ¿seré odio?

7 comentarios:

  1. Hola, Anabel:

    Curiosa reflexión. Efectivamente, el odio es un sentimiento que lo absorbe todo. Espero que todo te vaya mejor a partir de ahora.

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar
  2. No por algo el odio es una de las más grandes pasiones que desencadenan tantas cosas. Gran reflexión.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    He amado esta parte "Me he pasando la vida odiando, porque es me he es más fácil odiar que afrontar mis problemas, porque el odio se transforma en una justificación para todo." de alguna manera me sentí muy identificada, el odio es un sentimiento muy fuerte y es tan grande que puede llegar a ocultar tantos sentimientos detrás.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado, un beso.

      Eliminar