sábado, 14 de marzo de 2015

Más rápido


El mundo se movía demasiado rápido, no paraba se girar, me constaba seguirlo, seguir cuerda.
Cada vez más rápido, más y más, no me daba descanso. No podía hacer nada para pararlo, era inútil.
Así que deje de intentar seguirlo y empece a admirar como daba vueltas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario