jueves, 26 de febrero de 2015

Ser la heroína de mi propia historia

Me quedé esperando, esperando que alguien abriera la puerta y me sacara de mis pesadillas. Esperé demasiado tiempo.
Hasta que por fin comprendí que nadie iba a venir a salvarme; que si quería salir de allí, tenía que empezar a ser la heroína de mi propia historia y salir de allí por mi misma.
Así lo hice. Derrumbé la puerta, salí y fui la persona que necesitaba ser , pero fuera conocí a más héroes, aquellos a los que estaba esperando y que ahora venían a ayudarme.  Ya no los necesitaba, al menos no tanto como antes. Necesitan saber que sigo siendo yo la heroína y no una princesa a la que hay que salvar. Los amo por estar ahí, pero necesito ser lo suficientemente fuerte para derrumbar esa pared una y otra vez, y quiero que estén a mi lado cuando esto suceda,  necesito saber que soy capaz de hacerlo sola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario